ITUZAINGÓ

02-10-2018

Educación pública en crisis: infraestructura, Servicio Alimentario Escolar y salarios.

UNA CONFERENCIA DE PRENSA DEL FRENTE DE UNIDAD DOCENTE EXPUSO LAS FALENCIAS DEL SISTEMA EDUCATIVO EN ESE DISTRITO, QUE PERFECTAMENTE ES EXTENSIBLE A VARIOS OTROS EN EL CONURBANO. HAY MÁS DE 30 ESCUELAS QUE PERMANECEN CERRADAS Y SIN DICTAR CLASES.

En tiempos en que todo se discute y las redes sociales son cloacas abiertas en las que se impugna la tarea ajena sin miramiento alguno y desde el anonimato troll o sabiendo que las expresiones repudiables que se pueden leer no tienen consecuencia alguna gracias a la libertad de expresión, pocas cosas se valoran más desde un medio de comunicación que la gratitud para con nuestro trabajo.

Primer Plano Online no es un portal de noticias objetivo: sus periodistas miran la realidad desde un lugar determinado y desde allí cuentan los hechos. Por eso, encontrarse con un mensaje de gratitud ante el compromiso de la comunidad educativa en general no es otra cosa que un mimo, una caricia, una palmada en la espalda para seguir adelante. Y seguir eligiendo el lugar del mostrador desde el cual pretendemos informar. Desde esa geografía del mundo es que los docentes siempre serán protagonistas con su lucha cotidiana. Y cada vez que haya un llamado para denunciar las condiciones en que trabajan y reciben al futuro de la Argentina encontrarán visibilidad a su pelea.

Ayer, el Frente de Unidad Docente de Ituzaingó convocó a una conferencia de prensa cuyo único objetivo fue denunciar el aplastante deterioro que sufre la educación pública. Ante los micrófonos de Primer Plano Online describieron historias sobre escuelas que se caen a pedazos (más de 30 que permanecen con sus puertas cerradas, y de distintos niveles); un Servicio Alimentario Escolar (SEA) en el que los estudiantes reciben “empanadas huecas, con sólo dos granos de choclo o arroz con gusto a nada”; y salarios de miseria, en donde el 60 por ciento es dinero en negro, con el agravante de que a varios profesores e integrantes de equipos de Orientación Escolar hay proyectos para convertirles en monotributistas. Demasiado, por cierto.

La síntesis del encuentro puede resumirse en una frase armada con el aporte de varios de los presentes. “No toda la comunidad sabe que, a lo largo de los años, hemos ido aceptando remuneraciones que no eran parte del básico, o sea en negro, y la necesidad hizo que las aceptemos para no quedar por debajo de la línea de pobreza. Más de la mitad del sueldo docente es en negro. Es muchísimo dinero. Y nos pide a cambio que hagamos lo mejor en un espacio que no es apto, y viendo miserias como niños con hambre, porque lamentablemente hay muchos que dependen de esa comida o merienda que se entrega en los comedores escolares”.

A continuación, la exposición realizada por cada uno de los participantes y el lugar desde el cual cada uno de ellos se expresó.

-Adriana Álvarez (escuelas técnicas): “Nuestra lucha es para que no toquen a las Escuelas Técnicas. Los técnicos necesitan salir formados al campo laboral para un país industrializado. Pero como el Gobierno no apunta a eso, no necesita a los técnicos. No queremos un recorte a la currícula y también rechazamos la reforma porque los técnicos van a perder las incumbencias en cuanto a la homologación de sus títulos”

-Elva Sánchez (escuelas primarias): en su caso enumeró las falencias en infraestructura (gas, paredes electrificadas, zinguería de techos en pésimas condiciones, techos que se vino abajo parte de la mampostería, baños destruidos y permanentes cortes de luz) y en el Servicio Alimentario Escolar (SAE), a donde les proveen a los chicos empanadas huecas, con dos granos de choclo adentro, bandejas de arroz a secas, sin sabor ni gusto, con pequeños trozos de jamón y arvejas. “Yo cuido un comedor en una escuela y verle la cara a los chicos cuando entran a comer me desanima”

-Daniela Norte (docente de secundaria): también detalló los problemas en la estructura edilicia de los colegios. Muchos electricistas definieron como “inhabitables” esos establecimientos, donde ni siquiera se pueden realizar análisis físico-químicos y en los que las pruebas de hermeticidad resultan negativas. “Vemos cataratas de agua que correr por las aulas cuando lleve, paredes electrificadas y a los profesionales no les entregan los materiales para trabajar, por eso los trabajos están parados”, describió.

-Verónica Recalde (escuelas secundarias): “el Municipio nos está acompañando y estamos intentando resolver estas situaciones, pero todo lleva mucho tiempo. Llevamos muchos años reclamando las condiciones necesarias para garantizarle la inclusión a los estudiantes. El otro día un nene me preguntó: ‘la escuela ya no es lo mejor, ¿no?, porque estoy mejor en mi casa’. Y en este momento hemos llegado a la emergencia”.

-Liliana Brancatto (nivel inicial): “todos tenemos los mismos problemas y aspiramos a las mismas soluciones cuanto antes. Por más que los docentes armemos mochilas pedagógicas y tratemos de brindarles todo para que continúen con el aprendizaje, no es lo mismo la contención de estar en el aula y la socialización con sus compañeros”, especificó.

-Mariel Meccia (docente de educación física): en su alocución hizo hincapié en un tema no menor a la hora de valorar lo que sucede con la educación pública: la política salarial. “Venimos a reclamar por nuestro salario, porque están todo el tiempo cambiando las fechas de cobro y no sabemos cuánto percibimos a fin de mes. Nos estamos organizando para llevar nuestra problemática al Consejo Escolar”, advirtió, para dar lugar a una denuncia delicada. “Nos quieren convertir en monotributistas y no nos van a considerar más como docentes”, manifestó.

-Eduardo Alanís (escuelas secundarias): continuó el hilo presentado por su antecesora en la palabra. “No sólo a los profes de Educación Física. A los equipos de Orientación Escolar también los quieren convertir en monotributistas”, aseguró. Y luego puso el foco en las escuelas técnicas y formadoras de oficios. “Hace muchos años atrás, el primer gran recorte a las escuelas técnicas le sacaron un año de formación, que con lucha se recuperó. Ahora, dentro de esas mismas políticas de ajuste, vuelven a lo mismo, a bajarlo a cinco años”, sintetizó.

Fuente: http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2018/10/02/educacion-publica-crisis-infraestructura-servicio-alimentario-escolar-salarios-ejes-del-reclamo-los-docentes-ituzaingo/