SAN VICENTE

19-02-2019

Vuelta de clases: hay obras paralizadas y pedirán aulas modulares para cubrir vacantes

Cada vez falta menos para el inicio de un nuevo ciclo lectivo en las escuelas. Desde el Consejo Escolar sanvicentino solicitaron la ejecución de 20 obras con el Fondo de Riesgo Inicio, que otorga la Provincia para garantizar que los alumnos puedan comenzar las clases. Los gremios docentes aseguraron que el Gobierno provincial y municipal incumplieron en “un 80 por ciento” en lo que se comprometieron a hacer durante el año pasado.

A raíz de los reclamos de la comunidad educativa, el Consejo Escolar, el Municipio y la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) habían firmado el año pasado un acta acuerdo, en el cual se comprometieron a realizar reparaciones y obras para mejorar la calidad educativa en el distrito.

Cada una de las partes debía cumplir con una serie de trabajos: el Municipio tenía que encabezar obras de refacción en las escuelas del distrito; el Consejo Escolar debía realizar el mantenimiento de los establecimientos y la Provincia tenía el compromiso de construir nuevos edificios y aulas, según detalla el acta acuerdo.

El Consejo Escolar confirmó a Al Sur que el Gobierno local reparó las filtraciones del techo del Jardín 901, construyeron los baños de la EP 5, está ejecutando las aulas de la EP 15 y arregló el techo que se voló de la EP 3. Quedó pendiente el arreglo del SUM de la Unidad Almafuerte, que recibió un subsidio para su ejecución; y la reposición y recarga de matafuegos en todas las escuelas.

La DGCyE, en tanto, tenía que construir aulas en los jardines 905, 909, 910, 911, 912 y 913, las cuales sólo terminaron una en el 909. Además tenía que construir los edificios de los jardines 914, 915 y 916; otro jardín en la Escuela 29; y las edificaciones para las secundarias 11 y 13. Ninguna de estas obras fue ejecutada.

Sólo llevaron a cabo una reparación del techo del Jardín 903, que estaba ya en ejecución al momento de firmar el convenio; la reparación de los sanitarios de la Secundaria 5 Anexo, que funciona en la Escuela 9; y la ampliación de la Agraria, que era una obra en ejecución desde 2015, indicó el Consejo Escolar.

El Jardín 916 estaba avanzado con el 85 por ciento de obra al ser entregado a la Provincia en 2015, pero la empresa había abandonado los trabajos. En diciembre del año pasado, la obra fue entregada al Municipio y está trabajando en terminarlo para antes del comienzo de las clasess.

Como parte de sus tareas y ante la emergencia que desató la tragedia de Moreno, en la cual murieron dos trabajadores de la educación por una fuga de gas, el Consejo Escolar ordenó realizar pruebas de hermeticidad y el relevamiento de todas las escuelas.

La presidenta del organismo, Anabel Nicrosini, explicó a Al Sur que esta tarea quedó paralizada una vez que se agotaron los fondos y gestionaron otros ante Provincia para terminar con el relevamiento. La DGCyE envío el 50 por ciento del importe solicitado; mientras que la otra mitad aún no se recibió.

“Todos los trabajos se completaron. A la empresa Metrogas sólo le falta habilitar las instalaciones de la Primaria 6 y el Jardín 909, pero hicimos todas las reparaciones del gas y el riesgo eléctrico. Algunos son edificios viejos y otros no tanto, pero presentan falta de mantenimiento y estado de deterioro, por lo que surgen emergentes todo el tiempo”, explicó la consejera.

Dentro de ese fondo de emergencia solicitado a la Provincia estaban incluidas las reparaciones del techo del Jardín 905 y de la Secundaria 9, que funciona en la Escuela 23, ya que “tenían filtraciones muy importantes y podían provocar riesgo eléctrico”. También gestionaron la reparación del área que había sido incendiada el año pasado en la EP 8, la cual esperan tener lista para el comienzo de las clases.

Otro de los problemas es la falta de mobiliario. El año pasado, Consejo solicitó alrededor de 2.800 sillas y 1.200 mesas para hacer frente a la demanda. Nicrosini informó que pudieron cubrir la necesidad del nivel inicial pero sólo recibieron un 30 por ciento de lo pedido para primaria y secundaria. “Quedó pendiente del año pasado y en 2019 tenemos ya pedidas 1.800. Todas las que vinieron fueron por parte de la DGCyE. No se recibió nada por parte del Municipio”, señaló.

La última gestión de emergencia fue la ejecución de 20 obras en escuelas con el Fondo Riesgo Inicio, que otorga la Provincia para que los chicos y chicas comiencen las clases. Entre los trabajos, la consejera detalló la necesidad de reparar filtraciones, conexiones eléctricas y baños. Nicrosini aclaró que “todas las escuelas van a comenzar sus clases”, pero que estas obras son “muy necesarias” para la calidad educativa y su presupuesto “no da para poder dar respuesta a eso”.

En cuanto a seguridad, la presidenta del Consejo Escolar solicitó más patrullaje en las zonas de las escuelas, refuerzo de luminarias en patios internos, cerramientos y la colaboración del Municipio para la instalación de alarmas. Algunas de las escuelas que ya evidencian estas medidas son la EP 29, la ES 13 y la EP 8, que padecieron robos y actos de vandalismo en los últimos meses.

Ante la falta de respuesta sobre la ejecución de obras y la histórica problemática de la falta de vacantes, el Consejo Escolar gestionó el alquiler de aulas modulares para las EP 27, EP 26, ES 10, ES 9, y los Jardines 905, 910, 911 y 913.

Nicrosini aclaró que esta decisión se trató y aprobó en la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD). “Es una medida provisoria hasta que se construyan edificios y aulas”, indicó.

Descontento en los gremios

En diálogo con Al Sur, el secretario general de UDOCBA San Vicente e integrante del Frente de Unidad Docente (FUDB) local, Luis De Olivera, consideró que no están dadas todas las condiciones para que comiencen las clases en las escuelas del distrito. Aseguró que el Municipio y la Provincia incumplieron “un 80 por ciento” en lo acordado en el acta acuerdo firmado el año pasado.

“Muchas obras quedaron paradas y muy pocas se realizaron correctamente. La situación es muy complicada. Hay mucha gente nueva en el distrito, la matrícula es muy alta y los establecimientos no dan abasto”, juzgó el docente y sumó que a la falta de inversión en infraestructura está la ausencia de vacantes, mobiliario y la inseguridad.

Entre las escuelas en emergencia, De Olivera enumeró las 12, 9 y 8, así como “la promesa de la escuela en el barrio La Esperanza y la ampliación de los jardines”. El referente de UDOCBA también criticó la casi nula aplicación del Fondo de Financiamiento Educativo (FFE), cuyos fondos “fueron desviados para fines que no tienen que ver con educación”. “Si es para pagar sueldos de educación informal, ¿qué es eso? ¿A dónde fue ese dinero? Pedimos transparencia”, cuestionó.

Nicrosini coincidió con el referente gremial de que “las escuelas necesitan mantenimiento” pero aclaró que Consejo Escolar sólo “puede dar respuesta a de acuerdo a su presupuesto y luego gestiona para recibir más fondos”.

“Hay reparaciones que se realizan varias veces al mes en las escuelas. En un año, tuvimos más de 600 intervenciones. No nos dan los costos para poder realizar todo. Para el inicio de clases, hicimos un listado de las escuelas que pidieron reparaciones, solicitamos los fondos y todavía no recibimos respuesta para el Riesgo Inicio”, afirmó la consejera

El panorama provincial

Tras el aumento del 32 por ciento del año pasado y con una inflación que alcanzó el 47 por ciento, los gremios docentes reclaman la devolución del 15 por ciento que perdieron de poder adquisitivo. A partir de allí, negociarán una propuesta de paritarias 2019, explicó De Olivera.

UDOCBA pidió que estas negociaciones sean públicas y trasmitidas por televisión para evitar que el Gobierno provincial manifieste “un doble discurso en los medios de comunicación” y favorecería “la transparencia y la claridad”.

A nivel local, De Olivera informó que los integrantes del FUDB se reunieron con los concejales para presentar una nota en reclamo a “las mesas partidarias de Cambiemos”, que pretenden reemplazar las UEGD y poner en contra a los padres frente a los reclamos docentes.

“Ellos quieren que las clases comiencen el 6 de marzo, no importa cómo estén las escuelas o los docentes. Por eso, el FUDB hizo una presentación en el Ministerio de Trabajo para que supervise las condiciones de seguridad e higiene en las escuelas”, informó el referente gremial y agregó: “Nos interesan las mejoras en las condiciones de trabajo, la actualización del salario y la implementación de una cláusula gatillo. Ellos dicen que no tiene sentido el paro pero sí lo tiene. Al hacer presión, conseguís un mayor poder adquisitivo para los trabajadores y visibilizás la situación de las escuelas”.

Fuente: http://semanarioalsur.com.ar/actualidad/sv-vuelta-de-clases-hay-obras-paralizadas-y-pediran-aulas-modulares-para-cubrir-vacantes/