Alerta docente por el fin del

El gobierno busca domar la inflación del 2018 y Macri ya bajó la orden: las paritarias estatales no deben cerrarse por encima del 15%.

Pero lo más importante es que en la Provincia no habría cláusula gatillo, lo que despierta la preocupación de los gremios docentes a pocos días de comenzar formalmente con las negociaciones.

"Negar la cláusula gatillo es no hacer sustentable cualquier acuerdo salarial", dijo en diálogo con COOL 103.7 el Secretario General de UDOCBA, Miguel Díaz.

"El gobierno pretende rebajar el salario. Un 15% sería inadmisible porque es un secreto a voces que la inflación 2018 va a ser igual que la de 2017. Diciembre terminó con 3%; es una inflación muy alta", añadió el gremialista docente cuyo sindicato pertenece a la CGT.

Además, Díaz puso el foco en la situación financiera de la Provincia. Según su visión, "no hay excusas" ya que Vidal recibirá una gran cantidad de recursos por la actualización del Fondo del Conurbano.

El gremialista prefirió no dar números respecto al porcentaje que pedirán para este año, pero sugirió que, sin cláusula gatillo, las negociaciones tendrían que tener un piso del 22-25%.