19-03-2021

Preocupación docente por la falta de datos en las escuelas

Hace un mes, después de un año de encierro y ostracismo, las escuelas del país reabrieron sus puertas pero aún están lejos de recuperar el ritmo, los sonidos y la dinámica que la comunidad educativa tenía pre-pandemia. Además de los barbijos, las máscaras, los termómetros y el alcohol esparcido en spray, prevalecen en los establecimientos el desconcierto y el temor ante casos de coronavirus que aparecen en las escuelas, que no son debidamente informados y que, temen, aumentarán a medida que sigan bajando las temperaturas.­

 

"Estamos preocupados, hay un ocultismo de parte de los funcionarios, sobre la situaciones de las escuelas que es realmente alarmante. Pasaron tres semanas en la Provincia y no hay un informe sobre la cantidad de alumnos que están yendo al colegio, la cantidad de escuelas que están abiertas, si se cumplen los protocolos, cómo son las burbujas...', detalló Miguel Angel Díaz, secretario General de Udocba, en diálogo con La Prensa.­

El sindicalistas intuye que hay una bajada de línea desde los funcionarios hacia directivos de escuelas para no dar cifras sobre las problemáticas de los establecimientos. "Tuvimos problemas en varios distritos, varios compañeros denunciaron malos tratos. Hay muchos conflictos que se están tapando. Todos los días sabemos que tienen que se tienen que suspender cursos o grados por algún docente que se infectó, o cerrar escuelas si se trata del personal de mantenimiento', describió Díaz, quien aseguró que se difunden datos desde la Dirección General de Escuelas.­

Por otra parte, Díaz asegura que con la modalidad actual, que es una mezcla entre la presencialidad y la virtualidad, se está dañando al sistema educativo porque lo que se brinda en las aulas no se puede denominar continuidad pedagógica. "Hay una revinculación más organizada pero no se lo puede llamar continuidad pedagógica. Creemos que hay apremios políticos y que por eso se ocultan cosas, tendrían que haber hecho una gran inversión para poner las escuelas en condiciones, pero no se hizo', subrayó el dirigente.­

Díaz cree que las clases deben volver a dictarse desde la virtualidad, como el año pasado. "Lo que hoy se puede hacer es recurrir a la tecnología. Las universidades no tienen fecha para abrir las aulas, y lo mismo ocurre en la Justicia. No entiendo por qué se debe poner en riesgo a los chicos y a los docentes', cuestionó Díaz.­

Por otra parte, el titular de Udocba destacó la tarea docente, al precisar que cada uno está realizando un esfuerzo enorme, adaptándose a los nuevos horarios y coordinando las clases presenciales y las virtuales y encontrando la forma de poder cumplir con sus otras responsabilidades, como llevar a los hijos al colegio. No obstante, el gremialista aseguró que los esfuerzos no alcanzan y explicó que hay muchas personas, entre docentes y auxiliares, dispensadas, es decir, que no están trabajando por ser personas de riesgo o estar a cargo de personas de riesgo.­

Al ser consultado sobre si, de persistir la situación, prevén realizar una medida de fuerza, Díaz sostuvo que su gremio fue el único en rechazar estas condiciones de trabajo, y sostuvo que ``somos conscientes de que realizar un paro en este contexto de pandemia no es lo ideal. ¿Qué suma hoy una medida de fuerza?', se preguntó.

Fuente: http://www.laprensa.com.ar/500148-Preocupacion-docente-por-la-falta-de-datos-en-las-escuelas.note.aspx